COPENHAGUE – Capital mundial de la sustentabilidad

A ninguna otra ciudad le sienta tan bien el término sustentabilidad como a Copenhague, la capital danesa que, para el año 2025, busca convertirse en la primera metrópoli neutral de carbono; según ellos, una oportunidad para seguir creciendo.

Ya ha logrado más de 300 kilómetros de carriles de bicicleta, cientos de espacios verdes, mantener limpia el agua de sus costas, una alta cantidad de energías renovables, un sistema de calefacción urbana y una red integrada de transporte. Pero Copenhague no se detiene y avanza sin trabas hacia un mundo más amigable con el medioambiente.

La bicicleta: dueña de las calles

Al trabajo, a la escuela, de día o de noche, la bicicleta es el medio de transporte elegido por el 36% de los habitantes de esta ciudad, y desde la alcaldía buscan que esa cifra alcance el 50% para 2015. Para ello, cuentan con una secretaría para el uso de la bicicleta, responsable de la seguridad  del impulso de esta forma de movilidad. “La bicicleta es una parte vital en la sostenibilidad de cualquier ciudad porque es saludable tanto para el usuario como para todos los que vivimos en ella”, aseguran desde la secretaría.

De esta manera, los ciclistas colaboran para que el aire se mantenga limpio  y libre de carbono y ruidos molestos, algunas de las prioridades de la política sustentable de Copenhague. Por ello, hace algunos años incorporó a la red de transporte el CityCircleBus, un autobús eléctrico que funciona diariamente con una batería que se carga por las noches.

Iniciativas verdes

Los espacios al aire libre purifican el aire y colaboran en el desarrollo de la biodiversidad en las ciudades, además de ser un lugar de esparcimiento dentro de la vida urbana en constante movimiento. En Copenhague, el 60% de sus habitantes accede a un ambiente natural en tan sólo quince minutos a pie desde sus hogares, y estiman que en 2015 esa cifra alcanzará el 90%.

Parques de todos los tamaños inundan la ciudad, además de zonas creadas para disfrutar de la playa sin necesidad de recorrer largas distancias.

Uno de los tesoros que guarda esta metrópoli son los Tivoli Gardens, que desde 1843 reciben a millones de visitantes cada año. Allí se puede dar un paseo por los jardines, ir al teatro, a comer, a un concierto o aprovechar alguno de los tantos juegos del parque de diversiones, el primero en el mundo en funcionar con energías renovables. En 2010, tres turbinas eólicas fueron colocadas para satisfacer el consumo eléctrico, una alternativa que cada vez consigue más seguidores.

Armonioso contraste

Esa es la sensación que genera la arquitectura en Copenhague, donde conviven , en perfecto equilibrio, edificios del siglo XVII con construcciones ultra modernas. Así lo demuestra el Palacio Real, que se enfrenta inmutable- canal de por medio- a la nueva ópera construida en 2004 por el arquitecto danés Henning Larsen.

Será el encargado de crear el complejo  de oficinas de Nordea Bank en el nuevo barrio de Orestad, donde las construcciones no superan los quince años. Previsto para inaugurar en 2016, con sus 40.000m2 se convertirá en la planta comercial más grande de Escandinavia y planean alcanzar la certificación LEED® Platinum. Va a ser un lugar diferente en la ciudad: contará con actividades tanto dentro como fuera del edificio para lograr óptimas condiciones de trabajo.

La arquitectura sustentable es uno de los pilares fundamentales del avance de Copenhague, la que se ofrece al mundo como un “laboratorio verde” para ensayar las soluciones que aporten hacia un futuro mejor.

Con el objetivo de mejorar la calidad de vida y disminuir el consumo de energía, ya rige una ley que obliga a que los nuevos techos de la capital danesa sean verdes.  Además de regular la temperatura del edificio y servir como espacio de cultivo, este sistema filtra los contaminantes y el carbono del aire, generando grandes beneficios para el medioambiente.  A futuro, la ley comprenderá también a las viejas azoteas. Asi, Copenhague se convirtió en la segunda ciudad del mundo en implementar este tipo de legislación, siguiéndole los pasos a Toronto.

Ya existen más de treinta edificios con techos verdes, y se estima que con la nueva ley se agreguen unos cinco mil m2 por año, gracias a la cantidad de construcciones previstas debido a la alta tasa de crecimiento demográfico.

El Centro de Arquitectura Danesa  (Danish Architecture Centre) cuenta con una base de datos mundial que contiene conocimiento sobre el planeamiento sustentable de las ciudades y las mejores prácticas llevadas a cabo.

El objetivo es inspirar a políticos, arquitectos, urbanistas, emprendedores y ciudadanos del globo a aprender y colaborar entre todos para transformar a las ciudades menos sustentables en las mas sustentables del futuro.

 

Fuente

Por Den Trajtenberg

Revista Buildgreen

 

Compartir

Comentar





This blog is kept spam free by WP-SpamFree.




 

Proyectos:
Live! Art Casiopea Mégaron City Pool