Crédito… El talón de Aquiles del sector

La financiación de los desarrolladores e inmobiliarias funciona como un parche ante la escasa oferta de créditos del sector financiero.

Apenas el 6.2% de las transacciones se financian a través de los bancos.

Gomez Picassi, CEO de Reporte Inmobiliario, sostiene que hay dos elementos que son fundamentales: el salario no encaja con los valores de oferta de las propiedades y las tasas tendrían que ser sensiblemente más bajas. Pero ¿quién podría asumir este compromiso? Los bancos privados no.

Muy en sintonía, Arturo Grieben Saubidet, de J.L. Ramos, acusa a las tasas de interés y al sistema de amortización como principales responsables. “Cuando la tasa supera el nueve y cuarto, el crédito es muy difícil de pagar. Habría que generar créditos ligados al salario”, sostiene.

Por su parte, Fernando Ezquerro, presidente dela Asoc. Empresaria para la Vivienda, sostuvo la necesidad de implementar una línea de créditos a 30 años, ajustados de acuerdo al aumento de los ingresos de los tomadores y con tasas de interés del 4 ó 5% anual. “De esta forma se obtiene una cuota accesible a amplios sectores de la población, que estimamos en el orden de 1.200.000 familias

En un tono un poco más fuerte, Moises Altman, director de Altman Construcciones dijo que muchos de los actores sociales del sector sufren de “pereza mental”. “Entre el año pasado y este, hubo y hay iniciativas para dar créditos, con tasas de dos dígitos  y plazos de alrededor de 15 años, anunciados con grandes titulares, que sólo sirven a los que pueden pagar cuotas altas, unos pocos miles frente al millonario déficit de viviendas.

La única forma de resolver este déficit es creando un mercado de capitales fluido que canalice parte de los miles de millones de dólares ociosos de los argentinos (fondos privados), con créditos hipotecarios a tasas bajas, del 4% ó 5% de plazo”, sentenció.

Consultado especialmente, el presidente de la AEV contó que la propuesta de ligar el incremento de las cuotas al aumento del salario surgió después de analizar diferentes alternativas. Todas las hipotecas que se generen se pueden securitizar. Estudiamos las experiencias de otros países y creemos que es lo más viable”.

Para una activación del crédito hipotecario hay que generar nuevas alternativas de fondeo. Para ello es clave un trabajo articulado entre el sector financiero, el productivo y el Estado Nacional. Además de un fortalecimiento del mercado de capitales.

¿Qué hacen los bancos?
La sensación es que a la hora  de hablar sobre créditos hipotecarios, las entidades financieras prefieren el low profile.
“La mayoría de los bancos privados desmantelaron prácticamente sus estructuras para el análisis de riesgo de los créditos hipotecarios durante los últimos años”, dice Gómez Picasso. “Yo creo que no hay más margen de maniobra para anunciar líneas que, en realidad, no son atractivas para la gente. Desde el 2003 dicen que vuelve el crédito”, cuestiona.

De todas formas, hay bancos que proponen diferentes alternativas. “Ofrecemos préstamos hipotecarios a 15 años con una tasa fija en pesos del 18% (TNA)”, expresaron desde BBVA Banco Frances.
Por su parte, el Banco Hipotecario tiene la línea tradicional con una tasa fija en pesos de 17, 5% (TNA) para los créditos a 10 años, y de 19,75% (TNA) en los de hasta 20 años de plazo.
En abril, el Banco Nación lanzó Casa Propia, una línea con una tasa en pesos del 12.75% anual fija los primeros tres años y variable a partir del mes 37. Para calcular la indexación se tendrá en cuenta la variación del “índice de salarios – nivel general” y la tasa BADLAR más de 4.5 puntos porcentuales anuales.

Desarrolladores en acción.
Frente a este panorama, muchos desarrollos ofrecen alternativas con cuotas fijas provias a la posesión o incluso después de ella. Otra posibilidad es el alquiler con opción a compra, como implementó Vizora en su emprendimiento Arboris en las Lomas de San Isidro. Esto significa que el locatario, al término de su contrato luego de dos años, puede comprar esa unidad, descontándosele el total de lo pagado mensualmente. “La ventaja de este sistema es que se congela el precio de compra de la propiedad y el futuro  propietario puede comenzar a vivirla mientras la esta pagando en cuotas”, explica Martín Roel, gerente financiero de Vizora.

Fuente: El Cronista Comercial, jueves 22 de julio.
Compartir

Comentar





This blog is kept spam free by WP-SpamFree.




 

Proyectos:
Live! Art Casiopea Mégaron City Pool