El primer museo glaciológico de la Argentina

A la distancia, el exterior de Glaciarium puede confundirse con un glaciar enclavado en la estepa debido a sus formas irregulares, con ángulos rectos que  se asemejan a los cortes y quebraduras de las paredes de un bloque de hielo. El movimiento que adquiere la obra y sus espacios interiores surgen de su adaptación al terreno, y de un entrechocar de formas que se originan en consecuencia de la ubicación de los elementos del programa donde funcionan mejor.
“Glaciarium nace como un imponente centro moderno, dinámico, atractivo y entretenido de difusión de información e interpretación de los Glaciares Patagónicos y del Campo de Hielo Patagónico Sur”, explica la entidad en su página oficial.
El complejo de 2.500 m2, fue inspirado en la morfología de un glaciar. Con la elección de un estilo vanguardista, la arquitectura estuvo a cargo del Estudio Guiraldes y Cordeyro. Glaciarium se incorpora al circuito turístico obligatorio de la Patagonia, funcionando todo el año como un centro cultural y científico en donde se divulgarán las últimas investigaciones sobre los glaciares y su entorno.
Quienes visiten el Museo podrán obtener “información científico técnica, presentada en forma artística, interactiva y entretenida, con exhibiciones que incluyen efectos escénicos, lumínicos y sonoros”.
El Museo cuenta con una muestra permanente dedicada al Cambio Climático, y un Espacio Cultural para muestras de arte y fotografía. Además, la visita incluye la proyección de una película 3D del Parque Nacional Los Glaciares.
La primera etapa se inauguró en enero de 2011. La misma cuenta con un área de acceso y estacionamiento; un hall central donde están la boletería, la confitería, el GlacioBar a 10 ºC bajo cero ubicado en el subsuelo y la biblioteca; y tres pabellones unidos por conectores de circulación. Dos de los cuales están divididos en áreas temáticas y el tercero tiene un auditorio para 120 personas con proyecciones tridimensionales y en alta definición.
La inversión fue de 4 millones de dólares y uno de los puntos fundamentales que incluye el proyecto es la sala dedicada al cambio climático. Se trata de un túnel que contiene 28 proyectores que informarán a cada visitante con imágenes sobre las causas y consecuencias de este fenómeno.
Además, la Institución planifica destinar fondos a la investigación científica en áreas o disciplinas que directa, o indirectamente, sean afines a la muestra, como por ejemplo, la glaciología y el medio ambiente.
El Museo Glaciológico se encuentra en una ubicación privilegiada con vista al Lago Argentino y las montañas del Parque Nacional, y cuenta con una arquitectura de vanguardia, emblemática y expresiva, que estuvo a cargo del Estudio Guiraldes y Cordeyro.

Fuente: CEDU.
Compartir

Comentar





This blog is kept spam free by WP-SpamFree.




 

Proyectos:
Live! Art Casiopea Mégaron City Pool