Ahorrar en el banco o comprar dólares seguirá siendo menos atractivo que consumir

En el escenario 2011, quienes intenten proteger sus ahorros cambiándolos por dólares  o colocándolos en un plazo fijo – la dos herramientas más frecuentadas por el argentino minorista –  llegarán al 2012 con la menor rentabilidad en sus manos entre casi todas las alternativas  de inversiones posibles.

Las consultoras privadas estiman que el billete estadounidense se ubicará en torno a los $4.20 y los $4.37 en diciembre, lo que redondeará un avance  del tipo de cambio entre el 5.5% y el 9.7% anual. La suba será notablemente mayor a la reflejada en el 2010, con una divisa que comenzó cotizando a $3.82 en enero y terminó en $3.98 (+4.7%). Pero quedará significativamente más lejos, en cambio, en relación a los niveles de inflación que se proyectan para los próximos doce meses. Las consultoras estiman que la suba de los precios, cercana al 30%, carcomerá los ahorros en dólares al menos un 20%.

La performance confirmará una costumbre de los años K: la decisión de consumir en el presente genera más bienestar  que postergar el consumo echando mano a los instrumentos de ahorro tradicionales.

“A futuro, ahorrando siempre vas a tener menor poder adquisitivo y nunca te va a dar  la misma satisfacción que consumir. Hay una incapacidad de los instrumentos más accesibles para dar cobertura en materia de ahorro”, preciso Andres Méndez de AMF Economía.

Fuente: El Cronista Comercial
Compartir

1 Comment

Comentar





This blog is kept spam free by WP-SpamFree.




 

Proyectos:
Live! Art Casiopea Mégaron City Pool