MIPIM: AMERICA LATINA EN LA MIRA DE LOS INVERSORES

Desde hace 22 años, el MIPIM se ha convertido en el encuentro de las inversiones en real estate más importante del mundo.


Si tuviéramos que definir en una pocas palabras qué es Mipim, podríamos decir que es la excusa perfecta para reunir en una misma semana y en un mismo lugar a directivos y gerentes de empresas del sector inmobiliario de todo el mundo para detectar oportunidades, evaluar nuevos proyectos, acceder a información de primer nivel y, muy especialmente, concretar negocios.

 
Mipim no es una feria inmobiliaria más. La trascendencia que alcanza se debe a que es una de las pocas exposiciones en el mundo que logra año tras año articular con éxito tres factores fundamentales: capital, a través de fondos que están buscando dónde colocar su dinero y bancos que desean otorgar créditos; oportunidades de inversión, a través de empresas desarrollistas que muestran sus últimos y más grandes emprendimientos ; y servicios inmobiliarios, mediante estudios de abogados arquitectos, y consultoras que proveen todas las herramientas necesarias para la ejecución satisfactoria de los proyectos.

COYUNTURA INTERNACIONAL Y TENDENCIAS
Ilustrativamente podríamos decir que en los cuatro días que duro el evento este año estuvieron coexistiendo tres sucesos. El primero de ellos fue una maratón de 63 conferencias que tuvieron como objetivo que especialistas de renombre mundial dieran su opinión sobre temáticas actuales vinculantes y pronosticaran hacia donde se dirige la industria.

 
La conferencia sobre la coyuntura política y económica estuvo liderada por Joschka Fischer, ex ministro de Relaciones Exteriores de Alemania y reconocida personalidad dentro de la comunidad europea. Fischer recordó que el nacimiento del euro respondió a razones políticas y no económicas, por lo que representa falencias estructurales desde su creación.

La crisis no está haciendo otra cosa  que estar trayendo a la luz estas falencias, por lo indefectiblemente Europa deberá avanzar no solo en políticas fiscales y laborales comunes sino en una centralización del poder político. Adoptando una postura muy crítica hacia Angela Merkel, pronosticó que Europa pronto empezará a privilegiar medidas que estimulen el crecimiento antes que la austeridad fiscal.

 
En lo que respecta al real estate específicamente, recalcó la inmensa oportunidad que representa hoy en día para los inversionistas la política energética adoptada por el continente y la consecuente infraestructura que deberá edificarse.
Otra exposición digna de resaltar fue la liderada por los directivos de Lonestar, Welcome Trust, CIG y TPG Capital. Los panelistas explicaron la recomposición que está teniendo lugar en firmas financieras, producto  de la fuerte disminución del capital disponible. Para entender la magnitud del achique, cabe acotar que, mientras en el 2008 los fondos de inversión captaron un total de US$ 142 billones a nivel global para invertir en activos inmobiliarios, la suma de 2009, 2010 y 2011 no llegó a los US$ 139 billones. Esto ha traído como consecuencia un gran reacomodamiento del sector: grandes bancos como Citibank, Merrill Lynch o ING se desprendieron de sus unidades inmobiliarias; mientras que en otras firmas como Lone Star o Black Stone, que sortearon exitosamente la crisis, están ganando terreno. Los expositores coincidían en que el número de jugadores no se ha achicado en 2/3, por lo que es esperable que fusiones y adquisisciones sigan teniendo lugar. Al analizar los principales mercados del mundo, se afirmó que en Estados Unidos existen hoy en día cambios en los “fundamentals” que presagian una recuperación del sector inmobiliario. De esta manera, se espera un desempeño superior de las áreas tradicionalmente pro cíclicas como naves industriales y oficinas sobre el sector retail y residencial. En cuanto al mercado europeo, la atención estuvo centrada en cómo evolucionará la crisis de deuda soberana en los países periféricos, aunque se descartó tajantemente la posibilidad de que el euro deje de existir. Un dato a tener en cuenta: muchísimos directivos de empresas remarcaron la abismal diferencia que existe entre lo que relatan los medios fuera de Europa y la realidad que viven ellos día a día en sus oficinas.

 
EMERGENTES, EN ALZA
Al referirse a los mercados emergentes, hubo un consenso generalizado en que éstos serán el motor del crecimiento del sector en los próximos años. No obstante, no todos los países despertaron el mismo interés, cuando se discutió específicamente de inversiones inmobiliarias. Si tomamos los denominados BRICs, claramente Brasil es el que lidera el interés de los inversores. Allí se conjugan una inmensa clase media en ascenso, un régimen democrático consolidado, reglas claras de juego, una baja percepción sobre avances en políticas proteccionistas o confiscatorias, indicadores macroeconómicas en orden y una cultura en sintonía con valores occidentales.

 
El mal clima político y de negocios hacen de Rusia un país propenso para que los fondos únicamente estén interesados en captar capital de sus residentes y no para desarrollar proyectos inmobiliarios que demanden inversiones a largo plazo.

 
En cuanto a China, la impresión es que habrá un “aterrizaje” del sector residencial en la economía asiática, lo que todavía no está claro es si éste será suave o brusco. La falta de un régimen democrático y una sensación sobre falta de seguridad jurídica es otro factor que hace que los inversores estén más entusiasmados con Brasil que con China. A su vez, India no es un mercado que haya sido foco de atención en la feria, hecho que se vio reflejado en la escasez de conferencias destinadas a cubrir temáticas de este país. Finalmente, como común denominador, los especialistas coincidieron en que el real estate sigue siendo una opción muy atractiva para inversores, hecho que se vio reflejado en los casi US$ 400 billones que movilizó la industria durante 2011. En general, los inmuebles presentan rendimientos iniciales superiores a muchos bonos y son menos volátiles que las acciones.

 
LA PARTICIPACION LATINOAMERICANA
El segundo de los sucesos corresponde a la exposición propiamente dicha. A través de imponentes stands, no sólo empresas particulares sino ciudades enteras buscaron posicionarse ante el selecto público presente. Recursos que en otros eventos serían impensados como maquetas interactivas con un grado de detalle exquisito o enormes paradores junto al mar que albergan a una sola empresa fueron moneda corriente en Mipim.

 
Si analizamos la participación latinoamericana en el evento, lo primero que resalta es la primacía de Brasil sobre el resto de los países de la región. No sólo la delegación carioca tanto a nivel público como privado era la más grande (32 personas comparadas a las 11 de Uruguay, 7 de Chile a 10 de Argentina), sino que el nivel de los stands y el número de conferencias destinadas al mismo opacaban al resto. Solo con el imponente stand de la ciudad de Sao Paulo se confirmaba esta tesis. En lo que respecta a la participación de Argentina y Uruguay, desde el sector público stands de “Inprotur”  y “Destino Punta del Este” expusieron los atractivos de ambos mercados y el secretario de turismo argentino , Daniel Pablo Aguilera, concurrió a un debate sobre el potencial turístico de América Latina.

FUENTE: AREAS GLOBALES
Año 7/ Nº27

Compartir

Comentar





This blog is kept spam free by WP-SpamFree.




 

Proyectos:
Live! Art Casiopea Mégaron City Pool